Qué es la blefaroplastia

Muchos procedimientos de cirugía plástica pueden satisfacer necesidades estéticas o funcionales, y un buen ejemplo es la blefaroplastia o cirugía de párpados. Implica la eliminación del exceso de piel, músculo y grasa de los párpados caídos.

Muchas personas consideran que la blefaroplastia es más juvenil, pero también puede ser útil en la práctica. La flacidez severa de la piel alrededor de los ojos puede reducir la visión periférica, particularmente en los campos de visión superior y exterior; la blefaroplastia puede reducir o eliminar estos problemas de visión y, al mismo tiempo, mejorar la apariencia estética. He aquí una mirada a los usos comunes, riesgos y resultados asociados con la blefaroplastia.

¿Por qué se realiza una operación de blefaroplastia?

La cirugía de párpados puede realizarse en los párpados superiores, en los inferiores o en ambos. Siempre y cuando usted esté generalmente saludable, no fume, no tenga otras condiciones serias de los ojos y sea realista sobre sus objetivos para la cirugía, usted podría ser un candidato para la blefaroplastia. Se puede usar para tratar:

  • Piel floja o caída que crea pliegues o altera el contorno natural del ojo en el párpado superior. Estas alteraciones pueden afectar la visión.
  • Depósitos grasos en el ojo que aparecen como hinchazón en los párpados.
  • Bolsas bajo los ojos.
  • Párpados inferiores caídos que revelan un blanco debajo del iris.
  • Exceso de piel y arrugas del párpado inferior.

En algunos casos, una blefaroplastia superior o inferior se realiza junto con otro procedimiento, incluyendo levantamientos de cejas/estiramiento de la frente, estiramientos faciales o rejuvenecimiento de la piel.

Preparación

Antes de programar una blefaroplastia, usted se reunirá con su cirujano plástico para discutir su historial médico y sus expectativas para la cirugía. El proceso se parece un poco a éste:

  • Examen físico: Esto puede incluir la prueba de producción de lágrimas y la medición de parte de sus párpados.
  • Examen visual: Examen de los ojos y examen de la visión, incluida la visión periférica. Para los casos en los que se utilizan reclamaciones de seguro, esta prueba es obligatoria.
  • Fotografía de párpados: Fotografías de los ojos tomadas desde varios ángulos, que pueden ayudar a prepararse para la cirugía.

Se le solicitará que deje de tomar aspirina, ibuprofeno, naproxeno o cualquier otro medicamento asociado con un aumento del sangrado durante un tiempo específico antes y después de la cirugía. También se le pedirá que deje de fumar y que haga los arreglos para que alguien lo lleve y lo acompañe a la cirugía y se quede con usted la primera noche después de su regreso a casa.

Durante el procedimiento

Durante una blefaroplastia, los pasos del procedimiento incluyen:

  • Anestesia: Por lo general, se puede elegir entre sedación intravenosa o anestesia general. Su médico le recomendará el curso de acción correcto aquí.
  • Incisión: Las líneas de incisión para la blefaroplastia están diseñadas para ocultar las cicatrices resultantes dentro de las estructuras naturales. Se pueden hacer incisiones en el párpado superior o inferior.
  • Cerrando: Las incisiones se cierran con suturas o pegamento para la piel. Las suturas se retiran en una semana. En algunos casos, el cirujano puede sugerir el uso de un peeling láser o químico para reducir la decoloración en los párpados inferiores.
  • Resultados

Después del procedimiento

Usted pasará tiempo en una sala de recuperación después de la cirugía y será monitoreado en busca de complicaciones. Algunos de los efectos que puede experimentar temporalmente después de la cirugía incluyen:

  • Visión borrosa
  • Ojos llorosos
  • Sensibilidad a la luz
  • Visión doble
  • Enrojecimiento en los sitios de corte
  • Párpados hinchados y entumecidos
  • Hinchazón y moretones similares a los ojos morados
  • Dolor

Su cirujano le ofrecerá instrucciones específicas sobre cómo cuidar sus ojos, y éstas podrían incluir medicamentos y áreas específicas a las que debe prestar atención durante la recuperación.

Riesgos y resultados

Los posibles riesgos de la blefaroplastia pueden incluir:

  • Infección y sangrado
  • Ojos secos e irritados
  • Dificultad para cerrar los ojos u otros problemas en los párpados
  • Cicatrices notables
  • Lesión en los músculos de los ojos
  • Decoloración de la piel
  • Necesidad de una cirugía de seguimiento
  • Visión borrosa temporal o, en casos raros, pérdida de la visión
  • Riesgos de la cirugía general: Reacciones a la anestesia, coágulos de sangre y complicaciones cardíacas o pulmonares

Los resultados de la cirugía de párpados son duraderos y la mayoría de los pacientes pueden reanudar sus actividades regulares en unos 10 a 14 días. La curación final puede tomar algunos meses. Se esperan buenos resultados, pero no hay garantía; en algunos casos, pueden ser necesarias cirugías adicionales. Para obtener los mejores resultados, asegúrese de seguir todas las instrucciones postoperatorias cuidadosamente, y asegúrese de no aplicar una fuerza, abrasión o movimiento significativo a las incisiones durante la cicatrización.

Si cree que podría ser un candidato para la blefaroplastia con fines estéticos o de salud, hable con su médico o cirujano plástico para averiguar si es adecuada para usted.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*