Datos sobre la Endometriosis

Endometriosis – esta palabra no significa nada para la mayoría de las personas. Sin embargo, la enfermedad no es tan rara en las mujeres y puede tener consecuencias dramáticas. Una de las víctimas nos lo dice.

Martina Liel se llama a sí misma “”Endofighter””, una guerrera contra la endometriosis. Ha vivido con la enfermedad maligna durante más de 25 años, cosa que casi nadie conoce, pero según las estimaciones, afecta a una de cada diez mujeres en edad fértil. Una conversación con una experta por su propio sufrimiento.

Datos sobre la Endometriosis

Pregunta: Sra. Liel, usted ha escrito su libro “”No sin mi botella de agua caliente””, principalmente como libro educativo. Entonces, ¿qué es la endometriosis?

Respuesta: La palabra endometriosis se usa en realidad para dos situaciones diferentes. Se refiere a la presencia de células que se asemejan a las células del útero, las trompas de Falopio o el cuello uterino, en alguna otra parte del cuerpo. Eso no significa que nadie tenga síntomas. La endometriosis también se conoce como endometriosis, cuando estas células causan problemas – por ejemplo, inflamaciones internas, hemorragias, adherencias o infertilidad.

Pregunta: ¿Por qué estas células causan problemas?

Respuesta: Aún no lo sabes. Ni siquiera sabes cómo llegar a las celdas donde no pertenecen. Hay teorías, pero hay que ser claros: ninguna de ellas está demostrada.

Pregunta: Usted fue diagnosticado con 29 años de edad, pero usted ha tenido síntomas durante mucho tiempo. ¿Qué eran ellos?

Respuesta: Sabía a la edad de 15 años cuando tuve mi período que algo estaba mal conmigo. Tenía un dolor tan intenso que fui directamente al ginecólogo. Allí me engañaron con las palabras:””Eso es muy normal. Lo difícil es que la endometriosis sólo es visible durante el período, y se esconde detrás de ella. Ese fue mi caso.

“”No mencionamos que el clítoris existe””

Pregunta: ¿Podrías hablar con alguien sobre esto?

Respuesta: Afrontémoslo: las enfermedades ginecológicas siguen siendo un tema tabú. Sencillamente no es correcto quejarse del dolor menstrual como mujer. Tenemos que soportar esto, siempre me han enseñado.

Pregunta: Sólo a los 29 años se confirmó su sospecha de que esto no era normal – en una situación muy dramática…

Respuesta: Sí, así es. De repente tuve un dolor intenso y tuve que ir al hospital. Me operaron allí durante seis horas. Los médicos han tomado cuatro kilogramos de tejido, una enorme pila de adherencias y tumores, de mi estómago. Después me dijeron que esta operación me salvó la vida.

Martina Liel escribe en su blog www.endobay.de y publicó el libro “”No sin mi botella de agua caliente”” en 2017. Liel se ha mudado recientemente a Escocia. Con esto ha cumplido un sueño largamente acariciado.

Pregunta: Y sólo entonces descubriste que tienes endometriosis. ¿Cómo te sentiste sobre eso?

Respuesta: El diagnóstico trajo un sentimiento de alivio, según el lema:””No me lo imaginaba todo. Entonces llegó una fase de rabia, que no fue seguida antes…..

Pregunta:… porque las lesiones de endometriosis podrían haber sido removidas antes?

Respuesta: Tienes que decir claramente: no puedes curar la endometriosis, no importa cuán pronto la reconozcas. Pero los médicos pueden evitar que esto suceda, como lo hacen conmigo, haciendo una laparoscopia a tiempo.

Pregunta: La endometriosis no es tan fácil de detectar como muestra su ejemplo. ¿Cuándo una mujer joven debe escéptica?

Respuesta: El dolor intenso del período es siempre una señal de alarma. Éstos también pueden ocurrir antes o después del período. Una pista son también todos los dolores e inflamaciones en el cuerpo que vienen cíclicamente.

De dónde vienen los problemas mentales en la menopausia

Pregunta: ¿Qué debo hacer si tengo tales síntomas?

Respuesta: Definitivamente iría a un centro de endometriosis y no a un ginecólogo normal. Y si tengo otro hoy,

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*