Cómo cuidar tu piel luego de un tatuaje

Los tatuajes representan para muchas personas algún momento significativo en sus vidas, hay quienes se tatúan el retrato de algún familiar, otras sus iniciales, algunos prefieren frases breves que les recuerdan un porque muy importante o representan una motivación e incluso hay quienes ven su cuerpo como un lienzo en el cual dibujar una obra de arte.

Sea cual sea el caso, un tatuaje aunque duela admitirlo es un daño en la piel, por lo cual sin importar la zona, es vital contar con las herramientas y los cuidados necesarios para que esta cicatrice adecuadamente y evitar posibles infecciones o complicaciones.

Cuidados en la piel luego de un tatuaje

Se debe de evitar tocar la piel debajo del tatuaje para prevenir posibles infecciones, esto solo se debe de realizar en el momento de realizar la limpieza y previamente se debe de lavar bien las manos.

Los tatuajes suelen causar comezón, pero a pesar de esto no se debe de tocar la zona afectada ya que esto empeoraría la situación causando infecciones y aumentando aún más el dolor.

Lo ideal es aplicar una crema recetada por un médico para que la piel cicatrice y se evite posible infecciones. Existen diversas marcas y tipos de crema, algunas cumplen con varios propósitos, sin embargo las más comunes son:

Cremas antisépticas

Estas son empleadas para evitar infecciones en la zona, ya que por lo general ocurren debido a la tinta empleada la cual es un agente externo para nuestro cuerpo. Existen diversas marcas y tipos de este tipo de cremas.

Crema anestésica

Estas son recomendadas sobre todo en personas primerizas ya que aquellos que ya han pasado por esto saben lo doloroso que suele ser llevar un tatuaje en la mayoría de los casos. Bacitracin y Emla son las más empleadas ya que previenen la inflamación y contienen lidocaína, un anestésico de amplio espectro el cual ayuda mucho con el dolor en la zona.

Cremas cicatrizantes

Estas se emplean para acelerar el proceso de cicatrización de la piel, en la cual se regenera el tejido expuesto durante la sesión, son vitales para evitar infecciones y ayudar en gran medida con la pronta recuperación. Bepanthol es la más utilizada y recomendada por los expertos ya que forma una capa protectora que ayuda no solo a aliviar la comezón, también cubre la piel y la protege de los agentes externos y posibles infecciones.

También se pueden emplear pomadas naturales cuya función sea evitar infecciones y aliviar el dolor la zona afectada. Las cremas a base de aloe vera son las más utilizadas.

El proceso de cicatrización de un tatuaje es una etapa fuerte para muchas personas, sin embargo con el cuidado ideal no es necesario que esta se vuelva un tormento mayor, así que, toma tus precauciones y luce tu tatuaje con el mejor estilo.

Fuentes: https://www.pomadas.org/ https://mejorconsalud.com/

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*